sábado, 9 de enero de 2010

Tener novia

Por: Nadia Rosso

Tener novia

Todas queremos tener una, ¿verdad? Y las que tienen, a veces ya no saben ni cómo zafarse de ella…
Todo esto trata sobre cómo las lesbianas construimos nuestras relaciones de noviazgo… y sobre si es totalmente necesario que las construyamos así.
¿Somos distintas a los heterosexuales? ¿Dos mujeres se aman distinto? ¿Nuestro amor es diferente? Unas dicen que sí, otras dicen que no, que igual es amor.
Pero si es amor, igual que el heterosexual, eso quiere decir que también construimos relaciones de poder, misoginia, control, posesión, celos… ¡ah, caray! Ahí ya no nos gustó tanto… bueno, entonces digamos que no, somos distintas, nuestro amor es distinto. Mi mamá decía una vez que cuando menos las lesbianas no sufrían violencia de pareja. Yo solté una discreta carcajada (¿eso es posible?). Si supiéramos todos los casos de violencia en las parejas lésbicas, nos escandalizaríamos un poco. Y para variar, como las mujeres no importamos y las lesbianas no existimos, pues hay muy poca información al respecto, aunque si hacemos un poco de investigación de campo, nos darermos cuenta de que la violencia en parejas lésbicas es mucho muy común.
Pero eso a mí ni me ha pasado, ni me pasará. Mi amorcita nunca me agrediría… nunca me golpearía. Tal vez no… (por ahora) pero ¿estamos concientes de que esa no es la única forma de agresión? ¿Alguna vez tu novia te ha reclamado que no le dedicas suficiente tiempo, o que el tiempo libre que tienes no se lo dedicas todo a ella? ¿Alguna vez te ha celado tanto que te prohibió ver a alguna amiga, o a tus amigos? ¿Alguna vez ha llorado, diciéndote que si la dejas, se muere? ¿Alguna vez te ha dicho que si la amaras suficiente, harías lo que te pide? ¿Haz dejado de hacer actividades que te gustan por estar más tiempo con tu novia? Voilá, queridas, tenemos casos de violencia psicológica, chantaje, formas de control en la pareja. Los celos, las relaciones de dependencia, la manipulación, son algo que se vive día a día en las relaciones entre mujeres.
Yo sé que nos enseñan que el amor es sacrificio, entrega, dejarlo todo (incluso dejar de ser nosotras mismas para ser una con la otra)… pero no. El amor es compartir, apoyar, respetar, amar. Repito: respetar, y eso significa que cada una tiene su vida, su espacio, su cuerpo. No, no todo el tiempo de mi novia me pertenece, ni viceversa. No, no toda la diversión de mi novia me pertenece, ni viceversa. No, no todos los sentimientos de mi novia me pertenecen ni viceversa. No, el cuerpo de mi novia no me pertenece ni viceversa. ¿Difícil de entender? Tal vez no tanto si lo extrapolamos a las relaciones heterosexuales. Cuando un hombre, tosco, grandulón, con más poder, le impone cosas a su mujer que ella no quiere, lo vemos muy claro: está ejerciendo su poder sobre ella. ¿Pero acaso una mujer, por más flaquita, chaparrita y débil, no puede ejercer control sobre su pareja? Oh, sí que puede. Y tenemos nuestros medios. La violencia física no es el que mejor dominamos (aunque incluso así lo llegamos a usar), pero ah, qué listas somos las mujeres. Sabemos bien dónde darle, cómo manipular y chantajear.
Si somos lesbianas, y tenemos la oportunidad de replantearnos muchas cosas, como el género, porqué no también replantear la manera en la que construimos nuestras relaciones? ¿Queremos seguir el modelo heterosexual, con juegos de poder y manipulación y pensando que nuestra pareja nos pertenece?
Yo diría, que más que la oportunidad, tenemos la obligación de construir relaciones más sanas, más libres, y por lo tanto más satisfactorias y que nos ayuden a crecer como personas. Alguien que te ama jamás te restringirá en ningún sentido, una persona que te ama se preocupará por ser partícipe, si no apoyo, de tu crecimiento personal y de tu felicidad, en vez de tener el egoísmo de tenerte como una posesión a toda costa.
¿Alguna vez te ha pasado? ¿Segura? No es fácil darse cuenta, mucho menos deconstruir todo lo que hemos aprendido para reconstruir algo nuevo con lo que no sintamos más cómodas y más felices. Pero vale la pena, digo yo. ¿Ustedes qué opinan?

5 comentarios:

LAU dijo...

Recomiendo (principalmente para mi)la obra de Fina Sanz de vínculos amorosos.

Selene dijo...

Muy inteligente como siempre :D

Yanin Molko dijo...

Chale :(

Binisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Haaz07 dijo...

Por ello es importante conocerse a sí misma, para darte el respeto y el cariño a ti misma y despues compartirlo (no darlo ni generarlo apartir de tu chica si no de ti) compartirlo con tu chica.

Eres la visitante número

Free Web Counter