viernes, 6 de marzo de 2009

Camino Libre. El efecto de la acción



Por: Logan


El efecto de la acción


Te sientas un día con tus padres, tomas aire y un trago de agua. Les haces saber (o les confirmas lo que ya sabían, según sea el caso) que esa chica es más que tu amiga. Estudiosos del tema, miembros de la comunidad LGBT y público en general, le llaman a este proceso la salida del clóset.

Yo le llamo la acción.

El efecto es el siguiente: sonríes feliz. Se lo has comunicado a tus padres y eso te alivia; eventualmente tus hermanos también lo sabrán. Tus amigos lo saben desde hace mucho tiempo, tanto que ya vas con alguno que otro a Zona (el mismo que aprovechó tu sinceridad y salió del clóset también contigo). Respecto a tu chica, gradualmente va integrándose a todos los aspectos de tu vida: te acompaña a visitar a tu abuelita, juega cartas con tu hermano, le enseña nuevas recetas vegetarianas a tu mamá, cuando llega a tu casa el perro le hace más fiestas que a ti.

Pasa el tiempo. Siguen juntas. Tu familia la considera ya un miembro más. Crees que la felicidad ha llegado a un punto culminante cuando, de pronto, sin alguna razón verdaderamente importante, terminan.

¡¿Qué?!

No puedes creerlo. Lo guardas en lo más profundo de tu ser. El día que te animas, se lo cuentas a lo más selecto de tus amigos: uno por uno, quizá les llamas, o los citas para tomar un café. Te escuchan atentamente, sufren contigo, te dan consejos y tú sabes que los aplicarás tarde o temprano. Pero a tu familia… a tu familia simple y sencillamente no le puedes decir.

Sales con tu mamá un día, de compras. Comparten un momento genial. Desde que todo sucedió han pasado varios días y de la tristeza has transitado al enojo, luego a la frustración para, finalmente, llegar a un estado de resignación. Así que, en un instante de lucidez y calma, ensayas las palabras que le dirás: “¿Sabes, ‘má? nombre de la chica aquí y yo somos muy buenas amigas. De hecho sólo eso somos desde hace un tiempo.” Pero, cuando estás a punto de decirlo, tu hermana las alcanza. El aire se escapa de tus pulmones… el instante se terminó.

A esta parte del efecto, le llamo salida del clóset invertida. ¡Cómo sufriste, cuánto batallaste para decirle a tus papás y hermanos que nombre de la chica aquí era más que tu amiga! ¡¿Cómo lograrás después de tanto tiempo, tantos recuerdos, tantos años, hacerles saber que ahora es tu amiga y nada más?!

Me pregunto… y les pregunto. Así que, si alguna de ustedes tiene una idea que me pueda ayudar, créanme: será bien recibida.

2 comentarios:

Karla dijo...

¿Sabes? Es curiosa la manera en la que coincidimos...y si, ya me sentí identificada jaja.

Sin embargo, escribo desde el otro lado del espejo...

Llegué a su vida cuando sus padres estaban ya al tanto de los gustos de su hija. A pesar de eso, fue difícil al principio y no nos cansamos de defender lo nuestro sobre todo a su madre.
Después, era rara la tarde que no pasara en su casa, salíamos a desayunar, comer, cenar...No se hicieron esperar los partidos de fútbol de su hermano, salidas al teatro, ir juntas a pagar la TV por cable, conocer sus amistades, empujar el carro de su mamá si no arrancaba y, ¿por que no? también alguna que otra borrachera...
Así, días después de una de esas maravillosas tardes juntas, ella dice que ya no siente lo mismo desde hace meses y me pide alejarme. Con la pequeña esperanza de que pudiéramos volver, les digo a mis padres que aquella con la que salía todas las tardes, no sólo era mi amiga...
Semanas después, ya tiene novia y todos los planes que teníamos, los gira ahora hacia ella...

No tengo la respuesta a tu pregunta, sin embargo creo que más allá de la resignación está el aceptar lo que ya fue y seguir adelante, como siempre, al lado de tu familia.

Saludos para ti y para las demás del grupo.

¡Que estén bien!

Logan dijo...

Gracias por compartir tu historia con nosotras, Karla, y gracias también por tu consejo. Mucho ánimo, imagino lo difícil que es saber que la otra persona está involucrada en una nueva relación. Oye, podríamos formar un grupo de apoyo, no crees? ;)
Buena suerte, y gracias de nuevo
Logan

Eres la visitante número

Free Web Counter